jueves, 21 de mayo de 2015

Trabaja tu autoestima, es la clave del éxito.

Quiero finalizar el curso con esta actividad, que en mi opinión ha sido una de las más bonitas.

Consistía en coser una frase dedicada a tu niña interior, sobre qué le dirías a la niña que eras con 7 añitos en mi caso, ahora que ya eres mayor.

He elegido esta frase porque en realidad considero que tener un grado de autoestima alto te ayuda a vivir mejor, gracias a que te aporta la fuerza suficiente para ser constante en lo que hagas y a no rendirte nunca.

Desde pequeña hay que incidir en ello, tanto en el colegio como en la familia u otros ámbitos ya que así se formará una persona fuerte y capaz de todo que, aunque tenga fracasos, segurirá luchando y lo más importante nunca dudará de sus capacidades porque aquella persona que esté segura de sí misma no desistirá por un fracaso sino que seguirá intentándolo porque se considera apta para conseguir aquello que se proponga porque:

Albert Einstein: cuando Einstein era joven sus padres pensaban que tenía alguna deficiencia mental. Sus calificaciones en el colegio eran tan pobres que un maestro le instó a que se marchara diciendo: “Einstein, ¡nunca llegarás a nada!” Además, no empezó a hablar hasta los 4 años, ni a leer hasta que tuvo 7.
Se le considera el científico más importante del s. XX, y es conocido por su brillante trabajo como físico teórico. Fue galardonado con el Premio Nobel 1921 de Física por su explicación del efecto fotoeléctrico en 1905 y “por sus servicios a la Física Teórica”.

Walt Disney: Disney empezó su propio negocio desde el garaje de su casa, y su primera producción de dibujos animados fue un fallo memorable. Durante su primera rueda de prensa un periodista le ridiculizó “porque no tenía buenas ideas en la producción cinematográfica”.
Fue productor de cine, director, guionista, actor de doblaje y animador. Disney fundó una compañía de producción y se convirtió en uno de los productores cinematográficos más conocidos del mundo. La corporación, ahora conocida como la Compañía Walt Disney, tiene unos ingresos medios anuales de 30.000 millones de dólares.

Michael Jordan: antes de unirse a la NBA Jordan era una persona común; tan común, que fue apartado del equipo de baloncesto de la escuela debido a su “falta de habilidad”.
Michael Jordan es para muchos el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Una leyenda viva que combina de forma única gracia, velocidad, poder, arte, capacidad de improvisación y un deseo competitivo que nunca se apagará.
Según sus propias palabras, “He fallado más de 9.000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 juegos. En 26 ocasiones se me ha confiado para tomar el tiro que ganaba del juego, y fallé. He fallado una y otra y otra vez en mi vida. Y es por eso que tengo éxito.
 
Steve Jobs: a los 30 años de edad se quedó devastado y deprimido tras ser apartado de la compañía que él comenzó, Apple, después de una lucha de poder con el Consejo de Administración en 1985. Más tarde, sin ceder, levantaría la adquisición de la división de gráficos por ordenador de Lucasfilm; volvió a tomar el control de su empresa comprando Apple cuando ésta estaba al borde de la quiebra.
Fue empresario e inventor, conocido por ser el co-fundador, presidente y director ejecutivo de Apple Inc. A través de Apple consiguió ser ampliamente reconocido como un pionero carismático de la revolución de la computadora personal. Por su influyente carrera en el equipo y los campos de la electrónica de consumo transformó “una industria tras otra, desde computadoras y teléfonos inteligentes a la música y las películas.” Jobs, que también co-fundó y fue presidente ejecutivo de Pixar Animation Studios, se convirtió en un miembro de la Junta directiva de la compañía de Walt Disney en 2006, cuando Disney adquirió Pixar.
 
Isaac Newton: muchos pensaron que Isaac nació un genio, ¡pero no era así! En la escuela primaria lo hizo tan mal que sus profesores  ya no sabían qué hacer para mejorar sus calificaciones.
Fue el matemático inglés más grande de su generación. Su trabajo sobre óptica y gravitación lo convirtió en uno de los más grandes científicos del mundo entero ha conocido.

Marilyn Monroe: en 1947, cuando llevaba un año en su contrato, Marilyn Monroe fue lanzada por la 20th Century-Fox y su productor pensó que era poco atractiva y no podía actuar. ¡Pero eso no la detuvo para nada! Ella siguió su camino y, finalmente, fue reconocida por el público como el icono del siglo XX.

Thomas Edison: desarrolló muchos dispositivos que influyeron enormemente en la vida en el siglo XX. Edison está considerado como uno de los inventores más prolíficos de la historia, con hasta 1.093 patentes a su nombre. Cuando era un niño su profesor le dijo que era demasiado estúpido para aprender cualquier cosa. Antes de crear la primera bombilla de luz con éxito, realizó más de 9.000 experimentos.

 


Leyre Castillejo Sanz

jueves, 7 de mayo de 2015

Duerme menos y sueña más.

Al principio no sabía que frase podía elegir , que le sirviera a mi "yo pasado" como un consejo para que siguiera adelante o le sirviera de motivación. Busque en internet, en canciones que significan algo para mi, pensé en mi pasado para poder ponerme de nuevo en su lugar, pero nada, no encontré nada que me gustara. Hasta que en  un dibujo de Instagram vi una frase muy bonita y en ese momento pensé que estaba totalmente reflejada en ella.

"Duerme menos y sueñas mas",  esa fue la frase por la cual quedé marcada. Toda mi vida hasta ahora siempre me han dicho por una parte que soy una dormilona, que me encanta dormir, que no aprovecho los días..etc, y por otra parte siempre me han dicho que nunca alcanzo todo lo que quiero, ya que normalmente siempre me conformo con el mínimo esfuerzo , sobre todo en el tema del estudio. Por estas razones vi completamente reflejada mi personalidad en esta frase, y creí que sería una buena frase o un buen consejo para mi "yo pasado".  Porque si pudiera regresar  al pasado  me diría a mi misma que no te quedes esperando a que las cosas pasen como pasen ,que no te quedes esperando a una buena oportunidad, sino que te despiertes , te levantes , tomes las riendas de tu vida y haz de una oportunidad cualquiera, TU GRAN OPORTUNIDAD, ya que si te quedas dormido pensando sueños imposibles, te quedaras así, soñando, y  jamás podrás saber si realmente esos sueños eran imposibles o no.

Bueno una vez encontrada la frase perfecta, la cosí (regular, ya que no se meda muy bien) y la puse al lado de mi foto cuando era pequeña. Elegí una tela rosa clara, reflejando mi niñez y la tranquilidad que tenemos todos ante situaciones difíciles cuando somos niños. En cambio elegí un hilo azul oscuro, porque aparte de ser mi color preferido actual, da ese toque de rebeldía, de motivación y de iniciativa que quería mostrar junto con la frase escrita, sobre  todo porque quería resaltar el valor de la frase dentro de los valores que transmite el color de la tela.

Este fue el resultado final:



No dejes que el miedo te gane

El otro día en clase estuvimos exponiendo las frases que habíamos cosido y la foto de pequeña que elegimos.
Le di muchas vueltas a la frase que iba a coser, ya que si volviese al pasado o si me cruzase con mi "yo pasada" me diría muchisimas cosas, pero creo que la más importante de todas las que me diría sería la frase que cosi, "no dejes que el miedo te gane" ya que desde pequeña siempre he vivido con mucho miedo a todo y he dejado de hacer muchas cosas de las cuales ahora me arrepiento de no haber hecho por el miedo que me daban,  y si tuviese la oportunidad de volver al pasado y decirme a mi yo pequeña, seria esa frase, aunque aún sigo teniendo mis miedos, los voy superando poco a poco gracias a esta frase, me gustaría no arrepentirme de más cosas que no hice por miedo.
La foto que elegí, es una foto de cuando tenía cinco años y estaba en mi pueblo, en el campo rodeada de amapolas, ya que es una de mis fotos preferidas porque me inspira mucha paz y tranquilidad.
Esta actividad me gustó porque me hizo pararme por un momento y pensar que cosas me diria, como ya dije antes me diria muchas cosas, pero a decir verdad, creo que todos los aciertos y fallos que he tenido desde que nací hasta ahora me han llevado a ser quien soy, por eso intento no anclarme en lo que no hice por miedo,  si no ir mirando al futuro y ver que cosas quiero cambiar y cuales quiero que siempre estén conmigo.


FDO: Carolina Pla Vellisco

viernes, 1 de mayo de 2015

Vive la vida minuto a minuto

La frase que me hubiera dicho, mi yo pasado a mi yo presente, si hubiese tenido oportunidad es: "Vive la vida minuto a minuto". Me diría esta frase porque considero que en cada minuto de la vida puedes encontrar un motivo, aunque sea pequeño, para ser feliz.
Creo que hay que vivir cada momento, cada instante, disfrutar de los aciertos y aprender de los errores e intentar no arrepentirte nunca de nada.
La vida es muy corta para tener miedo, para no luchar por lo que quieres, para conformarte con lo mínimo por pereza y no llegar a conseguir tus objetivos. La vida es el mayor regalo y no hay que desperdiciarlo, sino todo lo contrario, hay que disfrutarla, rodearte de personas que quieran vivir esta experiencia a tu lado, recorrer cada rincón del mundo conociendo los diferentes modos de vida que tiene cada cual...
Es importante no detenerte ante los obstáculos y aunque, a veces, te decepciones con algo o con alguien y estés triste y deprimido, intenta salir adelante, lucha por tu felicidad de la que solo tú eres dueño y seguir disfrutando aprendiendo de tus propios errores para no repetirlos más.
Intenta que tus miedos sean el menor de tus problemas y acabarás consiguiendo todo lo que te propongas.
Con todo esto, concluyo que mi frase se podría alargar y ser: "Vive la vida minuto a minuto y encontrarás en cada uno de ellos un motivo para ser feliz"
                                           




FDO: Belén Pérez Trillo

Lo que nunca podré olvidar

El jueves 23, comenzamos la clase con un acto emotivo guardando unos minutos de silencio para conmemorar lo ocurrido en Barcelona. Mientras estábamos en silencio, pusimos la canción “Jueves” de La Oreja de Van Gogh.
Esta canción hizo que recordara todo lo que ocurrió el 11 de marzo de 2004 en el atentado de Atocha. De ese día recuerdo haber escuchado un gran ruido y sentir como temblaba el suelo, además recuerdo lo nerviosa e inquieta que estaba mi madre.            También, la cantidad de gente que había por mi calle (muy cercana a Atocha), el tráfico, las calles cortadas… Recuerdo mi desconcierto al no entender qué estaba sucediendo, pero aun así acudí al colegio, aunque tuve que ir andando y no en coche como todos los días.
Otra cosa que recuerdo muy bien es la cara de miedo y sufrimiento que tenía mi profesora y aunque en su momento no lo entendí, ahora no concibo que hubiera estado de otra manera. Pero sin duda, lo que mejor recuerdo de ese día es cuando entró una compañera de clase alrededor de las 2 de la tarde y cómo le cambió la cara a mi profesora. Y aunque en aquel momento no entendía prácticamente nada, ahora sé perfectamente todo lo que sucedió; mi compañera y amiga debía haber estado en ese tren, pero afortunadamente ese día tenía una revisión médica.

Aunque hoy en día no se recuerde con suficiente reconocimiento lo que sucedió este día, yo personalmente me acuerdo mucho y sobre todo, el 11 de marzo de todos los años hago un repaso en mi mente de lo que pasó aquel día para conmemorar a todas las personas que murieron o resultaron heridas, a sus familias y además, por las personas que perdieron el tren, como fue el caso de mi amiga.

Me acuerdo perfectamente de pasar el 11 de marzo de este año por Atocha para hacer una actividad de esta asignatura en el retiro y ver la cantidad de gente reunida para apoyarse y recordar lo sucedido en atentado. Sin embargo, sentí cierta frialdad al ver pasar persona tras persona y que ni se inmutaran o por otro lado quejándose de que había mucha gente que les impedía el paso.





Por otro lado, reflexionamos sobre lo sucedido en Barcelona hace unos días en el que un chico irrumpió en su colegio agrediendo a cuatro personas y acabando con la vida de un profesor.
Lo primero que me vino a la mente cuando escuché la noticia fue el qué le pudo pasar por la cabeza al niño para ser capaz de hacer eso. Entiendo que el sistema en el que estamos está prácticamente podrido pero ¿hasta el punto de dañar e incluso matar a alguien? Ni yo como futura maestra ni nadie que ya lo sea es directamente culpable de lo que está sucediendo en la educación de nuestro País. Los profesores hacen su trabajo e intentan que sea lo mejor posible, pero todos, al igual que el resto de personas, tienen sus errores y sus defectos y nunca le vas a poder gustar a todo el mundo. Sin embargo, nadie tiene el derecho de juzgar a nadie y mucho menos lo que hizo el chico. Además, me parece indignante que lo intenten justificar diciendo que tiene una enfermedad mental. En estos casos me pregunto cómo los padres no se dan cuenta de lo que les ocurre a sus hijos o lo que es peor, que no sean capaces de hacer algo cuando ven algún síntoma y le sometan a un tratamiento médico.
En esta situación está claro que el culpable directamente es el niño, pero indirectamente sobresale el grave problema por el que está pasando la educación y la sociedad en la que vivimos, en la que después de que ocurran estos acontecimientos se escuchen las declaraciones de los padres de los compañeros de este chico diciendo que sus hijos esa noche durmieron perfectamente.




FDO: Belén Pérez Trillo 


miércoles, 29 de abril de 2015

Caperucita roja y sus versiones

El jueves pasado visitamos el museo ABC, en el cual había una exposición sobre Caperucita Roja. Todas conocíamos la historia ya que es muy famosa, aunque a cada una le han contado un final, por lo general es muy parecida.


La exposición estaba muy bien organizada y disponía de espacios para leer los diversos cuentos que había sobre la entrañable niña de la caperuza roja. En general, los libros estaban situados en el medio de la sala, pero con un aspecto muy llamativo que era una cesta de mimbre, con los objetos que la niña llevaba a su abuelita y unos zapatitos rojos propios de Caperucita, lo que hacia que te impregnaras de la magia del cuento. Entre estas estanterías se podían curiosear cantidad de libros relacionados con la historia de esta niña, pero también aparecían otras historias conocidas por todos como La Bella Durmiente. Este detalle nos pareció muy bueno ya que después de leer unas cuantas versiones de Caperucita Roja, también apetece ojear otros cuentos que todos conocemos pero que un autor a dado otro sentido, lo cual nos pareció muy interesante.




En las paredes de la exposición había cantidad de viñetas de Caperucita Roja, lo que nos resultó muy interesante el saber como los autores de esos cuentos se imaginaban a esta niña. La verdad es que había dibujos desde lo más abstracto a lo más realista, y muchos de ellos que nos resultaron verdaderamente bonitos. Consideramos que muchas veces es bueno comparar nuestra visión sobre un personaje de cuento con la visión de otras personas, ya que se puede conocer mucho a la gente sabiendo como imaginan en su mente las historias y sus personajes.

 





Por otro lado, había una mesa central, también con cuentos de lo más llamativo, y con unos sillones para sentarse a leerlos. Entre esos cuentos encontramos uno que nos llamó mucho la atención, y trataba de un abuelito que le estaba contando la historia a su nieta pero no se acordaba bien de como era y decía que aparecía una jirafa en vez de un lobo, que caperucita era verde y no roja, etc., y mientras tanto la niña le iba corrigiendo. Nos resultó muy curioso porque al final el abuelito no acaba la historia y nos resultó de lo más extraño ya que estamos acostumbrados a que los cuentos tengan un final.


Mientras comentábamos estas imágenes y estos cuentos nos vino a la mente una manera de leer libros a los niños de manera que no vean los dibujos que contienen, y después pedirles que dibujen como creen que son los personajes para, por ultimo, compararlos con como el autor imaginó que serían. Esta actividad creemos que se puede realizar en alumnos de Educación Infantil y ¿por qué no hacerlo con una historia como la de Caperucita Roja?

 
Leyre Castillejo, Nerea de la Horra, Sara Núñez, Belén Pérez, Carolina Pla y Claudia Redondo

miércoles, 22 de abril de 2015

Frases para nuestra niña interior..

Hace un par de semanas Pilar, la profesora, no propusó pensar una frase que nos diríamos a nuestra niña pequeña. Teniéndo una foto nuestra de pequeñas alado de la cama durante la semana, esto nos ayudaría a pensar una frase que posteriormente la coseríamos a una tela.
Durante la semana estuve pensando la frase, le di muchas vueltas. Y llegué a la conclusión de que si fuese otra vez pequeña me gustaría que me dijeran que fuese feliz y que no pensara las cosas tantas veces antes de hacer algo, lo cual me ocurre ahora.Y quién sabe si después de coser mi frase, y tras mucho meditarla, mi pensamiento cambia, y ahora soy un poco más impulsiva y me despreocupo un poco por todo.
Mi frase para mi niña ha sido: " Sonríe, vive y sé feliz".


Fdo.: Nerea de la Horra Hernando